Estoy segura que algunas veces te has preguntado que es el Talento y si tu tienes alguno.

Para empezar voy a decirte que todos nacemos con grandes talentos naturales, que se expresan de forma diferente en cada individuo, segun sus capacidades y circunstancias.

Lamentablemente a medida que pasa el tiempo y por diferentes razones, hay quien pierde el contacto con muchos de ellos.

La mayoría de las personas aun no los han descubierto y por lo tanto no son conscientes de lo que en realidad son capaces de hacer.

El resultado es que hay un gran numero de personas que  nunca conectan con sus verdaderos dones naturales, sus pasiones y sus puntos fuertes.

Irónicamente, una de las principales razones por lo que esto ocurre deriva de la forma de nuestro sistema educativo, no solo no te ayuda a descubrirlo, sino que muchas veces tiene el efecto contrario.

Muchas personas tienen habilidades que pasaron completamente inadvertidas en la escuela o en su entorno mas cercano.

Lamentablemente estos problemas no terminan cuando dejamos el colegio, sino que hay veces  que siguen reproduciéndose  en el mundo laboral, minando la motivación y el sentido de identidad.

¿Dónde se encuentra el talento?

Sir Ken Robinson, experto internacional en el desarrollo de la creatividad, innovación y recursos humanos y embajador del Año Europeo de la Creatividad y la Innovación nos ofrece una metáfora muy clara:

“En California, existe el Valle de la Muerte, que carece de vegetación porque nunca llueve. Sin embargo, en una ocasión una precipitación originó que ésta floreciera. Lo mismo sucede con el talento, alguno no está en la superficie sino en el fondo, no está muerto sino dormido y hay que esperar a que se den las circunstancias adecuadas en el entorno para que brote.

En ocasiones, la propia sociedad frena su desarrollo, ya que a veces se dan por sentadas muchas formas de actuar al plantear una vida lineal, cuando debe ser activa.

La Escuela del Talento es un proyecto innovador que parte de la premisa de que todas las personas tienen talento, un potencial a veces latente que una vez actualizado permite un desarrollo completo y un sentido de realización y felicidad que no podría conseguirse de otra forma.