Cuidado con este mensaje!!!!

Se trata de una actitud disfrazada de amabilidad, que pero esconde en realidad una forma de descalificación de las capacidades del otro.

Hace que nuestra actuación parezca un acto de cortesía y atención pero debajo esta el reproche. 🙁

Quien recibe el favor lo recibe siempre como un acto de descalificación y no querrá volver a repetir la experiencia.

¿Para que?

En el fondo el mensaje sutil es:

“Déja que lo haga yo porque tu no eres capaz”

¿Te ha pasado alguna vez?