Te invito a recordar todas esas situaciones en las que tu pareja te ha recriminado ásperamente alguna cosa y observar con atención como tu sentido de culpa, tiende en general a producir reacciones de rebeldía y defensa.

También en este caso, “la forma de la comunicación” y su “modalidad emocional” transforman un mensaje correcto y legitimo de aclaración en rechazo y rabia.

Es como si algo nos empujase a reaccionar como si fuésemos unos inocentes condenados injustamente 🙁

Por todo eso te animo a recordar que cada vez que recriminas algo a tu pareja el resultado no será la aceptación de tus razones sino una reacción de rechazo emocional que puede llevar a un frío distanciamiento o enfrentamiento.

Tu decides 😉