Tenemos en nuestro interior facultades ocultas…………

si supiéramos que las tenemos, seguro que nos sorprenderíamos de nosotros mismos, pero si nosotros no lo vemos puede que haya otras personas que si lo detecten.

Si a mi hace años me hubieran dicho que haría sombreros y tocados, no me lo creería.

Hubo alguien que vio mas que yo, que dijo….. esto es fantástico, tu puedes y tu lo conseguirás.

Fue tal su contundencia, su fe en mi y su constancia, que aquí estoy, encantada de saber que puedo hacer algo que desconocía: SOMBREROS

Esa persona que tanto confió, que me apoyó y estuvo a mi lado hasta que caminé sola, no es otra que……..mi querida Simonetta.

Una cosa es real, sin ella, yo no me encontraría en este momento tan dulce.

“A MI AIRE”