Toda nuestra existencia tiene como base una visión subjetiva de nuestra realidad.

Todo esta enfocado a partir de nuestro actual modo de ser, desde nuestras formas de percibir las cosas, desde nuestras ideas y creencias sobre ellas.

Lamentablemente, a causa de lo que vimos en la primera fase del trabajo, nuestra visión es engañosa y limitada y no corresponde a lo que es la “Realidad”.

En la mayoría de los casos solo se trata de una interpretación que, muchas veces nos conduce a confusiones, malos entendidos y sufrimiento.

¿Existe una única realidad?

Aunque sepamos que toda cosa puede mirarse desde muchos ángulos y perspectivas, solemos anclarnos exclusivamente a nuestra visión para defenderla, atacando a veces lo que otros perciben desde un enfoque diferente.

Claro, si todo lo miro desde un punto de vista de critica, problemas o dificultades, solo podre ver y sentir eso en mi vida.

Si mi modo de ser es el de analizar la lógica de lo que ocurre, siempre estaré intentando convencer al otro de mi punto de vista como único y razonable.

Si me pongo exclusivamente bajo un punto de vista afectivo, todo lo racional será limitado para mi y me sentiré incomprendido… y así mas y mas…

Ese es nuestro limite, solo vemos la realidad según el punto en el que estamos situados y nada mas, hipnotizados por una visión distorsionada.

Pero el trabajo podría hacerse desde otro lado, completamente opuesto.

Yo puedo situarme en otro punto de vista que no es el punto de vista relativo y de esa forma Descubrir la “Realidad”.

Una “Realidad” que esta detrás de todo juicio, comparación, idea y creencia; la “Realidad” que siempre ha estado y siempre estará como visión única y autentica y no como percepción limitada y subjetiva.

La buena noticia es que hay una parte de mi que desde siempre es muy consciente de esa “Realidad”.

Se trata de esa parte que desde el primer momento de mi vida me empuja a crecer y buscar la Plenitud a todos los niveles, esa parte que sabe que yo de alguna forma ya soy ese Potencial y que puedo llegar a actualizarlo ¿cómo?

 

Descubriendo la “Realidad”